Psicología y vida

Celos, ¿son un problema?

En los momentos en los que nos dejamos llevar por los celos, estamos intentando ejercer control sobre nuestra pareja. Con quién habla, con quién no, e imponiendo la manera en la que creemos que debe comportarse. Cuando esto ocurre, la relación ha dejado de ser un acuerdo entre dos personas libres que deciden estar en pareja para convertirse en un examen constante sobre lo que la otra persona debe o no debe hacer.

En primer lugar, siempre hay que tener en cuenta que cuando decides estar con alguien tienes que aceptar lo que esa persona es, y si no es lo que quieres para ti, no es el problema de esa persona, sino tuyo. 

Todos somos diferentes, lo habitual es encontrar una pareja con diferencias a ti. ¿Son estas diferencias soportables? ¿Te merece la pena estar con esa persona a pesar de que no es exactamente como tú? Lo habitual es que si, pero aún así, encontramos a personas que continuamente quieren que su pareja se vista, comporte, o actúe tal y como ellos quieren. Siendo esto poco realista y un intento de imponernos en los demás. ¿Estas diferencias son incompatibles contigo? En ese caso,  quizás deberías trabajar en mejorar tu tolerancia y aceptación. En muchas ocasiones hay personalidades que no encajan por mucho que se intente pero, otras veces, nos hemos quedado ciegos y solo conseguimos ver como quiero que sea la otra persona y todo lo que no es. Relacionado con todo esto, se encuentran los celos. Un sentimiento que aparece en mayor o menor medida en la vida de las personas según la predisposición que tenga la persona (puede ser una predisposición alta o baja). 

Los celos existen desde la infancia. Se presentan en situaciones de todo tipo, con objetos, personas y familiares. La gestión de este sentimiento es el principal problema. El sentimiento en sí, aparece como un sensación física o con pensamientos pero el principal problema son las consecuencias que traen las conductas celosas. Por ejemplo: Si tengo un pensamiento repetitivo de celos y lo comento con mi pareja, y lo acabamos solucionando sin mayor problema, ¿es el sentimiento de celos negativo?

Sin embargo, si tengo un pensamiento repetitivo de celos y monto una escena a mi pareja sin ningún sentido, ¿qué es lo negativo? ¿el pensamiento o mi conducta?

En la primera situación, probablemente se salga de ese momento con más confianza en la pareja, habiendo compartido un momento de inseguridad y reforzando la complicidad. En la segunda situación, encontramos lo contrario. Con el mismo sentimiento o pensamiento, terminamos ese momento con menos confianza, emociones fuertes y haciendo que nuestra pareja se sienta atacada.

Los celos pueden tener diferentes orígenes. Hay quienes apuntan a problemas de autoestima y quienes hablan de obsesión por el control. Como todo, es muy importante tener en cuenta el contexto. Hace años, los celos suponían una cuestión de propiedad, prestigio y religión. Actualmente, se relacionan con:

Experiencias pasadas de la persona celosa.

No tiene por qué estar relacionado directamente con una infidelidad anterior, puede haber aprendido que esa costumbre es correcta observando otras relaciones de su entorno y viviéndolo como algo normal. El concepto de amor se ha vivido en ocasiones desde un romanticismo muy tóxico, y en esta burbuja de amor romántico, los celos son para algunas personas deseables. ¿Cuál es la realidad? Que traen sufrimiento por ambas partes.

Inseguridad.

Muchas veces, nuestras propias inseguridades y pensamientos son los que nos hacen tener una conducta celosa. Nuestra mente se encarga de hablar y recordarnos todo lo que puede nuestra pareja estar viendo en otra persona, sea o no sea real.

¿Has notado que te dejas llevar por los celos y que acabas comportando de una manera que no te enorgullece? 

Entonces, es el momento de cambiar. En ocasiones, quizás solo necesitas observar que lo estás haciendo mal y no volver a hacerlo, pero si estas situaciones se están repitiendo, es momento de buscar ayuda y consultar con un psicólogo.

La pregunta de si alguien es o no es celoso, realmente no es correcta. Si que existen personas que por norma general no siente celos y otras que sí. Lo normal, es que todas las personas conozcan la sensación pero que no se manifieste en el día a día. Si esto ocurre, y los celos están presentes de forma constante, sería momento de buscar ayuda psicológica.

¿Que consecuencia traen los celos?

Como todo, depende de la pareja. Generalmente, los celos mal gestionados conlleva el deterioro de la confianza, miedo, más inseguridades, sensación de haber hecho el ridículo, tristeza y, por lo general, deterioro de la relación.

*La imagen utilizada pertenece a pexels.com

Sandra Sánchez España

About Sandra Sánchez España

Leave a Reply